Lic. Kinesiología y Fisiatria UBA M.N. 9955 / Certificado en Osteopatía C.O. (EOM)

Estrés. ¿El padre de las patologías?

Estrés y mecanismos homeostáticosEstrés

Ante cualquier agresión, el organismo responde con una reacción llamada estrés, que se corresponde, desde el origen de la vida, con una respuesta fisiológica de supervivencia, lo que le permite a cualquier ser vivo adaptarse a su entorno gracias a un mecanismo neuro-endocrino, sea cual sea el origen del estrés. Te recomiendo leer la anterior nota referida al estrés http://leonardooyola.com.ar/stress-conoce-las-causas-los-problemas-que-origina-y-como-podes-cambiarlo/

Los hominios ha programado al Homo sapiens contra el hambre, la infección, la deshidratación, y el peligro. Esta programación ha dado lugar al desarrollo de una serie de estrategias de supervivencia basadas en la activación de sistemas neuroendocrinos (de supervivencia alostáticos), como el sistema nervioso autonomo simpático, el eje HHA (Hipotalamo-Hipofisis-Glandula Adrenal), el sistema nervioso autonomo parasimpático y el sistema inmune.

Estos sistemas del estrés han pasado, como antes se indica, por un desarrollo evolutivo de millones de años y en gran medida están determinados genéticamente. El problema es que los peligros de aquel entonces ya no tienen nada que ver con los actuales (léase estrés = perturbación de la homeostasis). Pese a ello, el peligro siempre será peligro a los ojos de los sistemas del estrés, por lo que en principio estos últimos no hacen distinción entre un virus, una insuficiencia de macronutrientes (hambre), de micronutrientes (la mala nutrición en medio de la abundancia), los plazos de la hipoteca que no podemos asumir, la pérdida de un familiar o una amenaza imaginaria. El estrés será siempre estrés mientras quien lo padece así lo viva (de forma consciente o inconsciente). El estrés se define como un trastorno de la homeostasis que se recupera con la mayor rapidez posible a través de los sistemas alostáticos (eje neuroendocrinos) descritos anteriormente.

Si la homeostasis (equilibrio) se recupera a tiempo, estamos ante un estado de salud. Un retraso en la recuperación puede dar lugar a daños y a una activación prolongada del sistema nervioso central, sistema nervioso autonomo y del sistema inmune innato. Esto supondrá un aumento del consumo celular de micronutrientes esenciales para hacer posible la respuesta biológica. Es como si pusiera en marcha el auto y estaría pisando el acelerador constantemente en punto muerto, estaría consumiendo el combustible si moverse ni siquiera un centímetro. Lo único que haría seria gastar energía. Pero atención, cuando las reservas del cuerpo se agotan no es tan sencillo como ir a la estación de servicio a cargar combustible.

Todo esto ultimo es lo que se conoce como estrés agudo o estrés crónico. Veamos que es lo que sucede en detalle en nuestro organismo.

Ante un estimulo de peligro, el cerebro envía un mensaje por el sistema nervioso a las glándulas suprarenales (dos glándulas ubicadas encima de los riñones), que segregan una hormona, la adrenalina, liberada ahora en sangre que prepara el cuerpo para la acción provocando unas series de reacciones:
1. Cardiovasculares: aumento de la frecuencia cardiaca y la tensión arterial
2. Respiratorias: aumento del ritmo respiratorio, dilatación de bronquios, aumento del intercambio gaseoso.
3. Metabólicas:
• Lipolisis, consumo de lipidos en los adipocitos
• Glucogenolisis hepática y muscular: consumo de glucosa que entra en el hígado y el musculo gracias a la liberación de insulina por el pancreas, pero que ha sido hiperestimulado.
• Estimulación de la glándula tiroidea que libera hormonas tiroideas para garantizar una óptima utilización de la glucosa por parte de la célula.
4. Cerebrales: activación de los circuitos noradrenergicos que aumentan el alerta y el insomnio.
5. Digestivas: disminución del peristaltismo intestinal, es decir de la actividad del aparato digestivo.

El objetivo de todo esto es permitir que el organismo huya o luche contra la situación estresante. Si las agresiones, y por lo tanto el estrés, se perpetuán Estrésla respuesta del cortisol (otra hormona que se sintetiza en la glándula suprarenal) permite al organismo encontrar soluciones progresivas y, de este modo, irse adaptando. Sin embargo esta forma de estrés genera a largo plazo, consecuencias graves para la salud.

La hipófisis estimula la glándula suprarenal vía sanguínea que, a su vez, segrega Cortisol para mantener una glucemia constante. La glucosa es la energía principal de las neuronas y de este modo mantiene un nivel de alerta elevado, ampliando el límite de la fatiga.

En situación fisiológica, el organismo produce un pico de cortisol matutino que se irá atenuando para mantener la secreción en un índice relativamente bajo durante el día.

En situación patológica, las persona en fase de estrés crónico producen un índice de cortisol elevado y permanente a lo largo del día. Ese secreción de cortisol puede conllevar:

• Una predisposición a patologias inflamatorias y alérgicas
• Una alteración de las funciones hormonales

El exceso de cortisol altera las células de la zona limbica y del hipocampo, especialmente los receptores de serotonina, mediador del equilibrio del humor y del sueño. Hemos de destacar que el exceso de producción de radicales libres también pueden alterar el funcionamiento de los receptores de las membranas cerebrales, potenciando así el estrés crónico y sus nocivas consecuencias para la salud.

Además, el retrocontrol (feedback) negativo de la síntesis de cortisol ya no se estimula e impide así la inhibición de la secreción de esa hormona, instaurándose un auténtico círculo vicioso del estrés del que no se puede salir.

Cuando más aumentan los niveles de mediadores del estrés, más se prolonga la fase de adaptación y más difícil des para el organismo volver a una situación de relajación, incluso aunque los factores estresantes hayan desaparecido. En una situación potencial de inhibición de acción que se automantiene, tanto a nivel de sus componentes psicológicos como fisiológicos.Intestino Permeable

Los sintomas del estrés crónico son múltiples y progresivos:

• Alteraciones digestivas (acidez, colitis, ulcera, colon irritable etc)
• Intestino Permeable
• Aumento de peso
• Debilidad Inmunitaria
• Diabetes
• Colesterol, alteraciones cardiovasculares
• Alteraciones cutáneas
• Pasividad
• Cansancio crónico
• Depresión
• Alteraciones de la memoria

El estrés como padre de la patología

La persistencia del estrés agota al organismo. El continuo requerimiento de los mecanismo de adaptación determina una profunda modificación de la homeostasis endocrina que conduce a una elevación constante del índice de cortisol: el organismo se agota en sus intentos reiterados e ineficaces de retorno a la homeostasis (equilibrio/salud), lo que conduce a una perturbación del equilibrio biológico del individuo, causa alteraciones, funcionales en un primer momento, luego metabólicas y, finalmente, orgánicas si el estrés persiste.

Este mecanismo realiza a nivel del intestino un aumento de la permeabilidad http://leonardooyola.com.ar/intestino-permeable-el-comienzo-de-todos-los-males/, en busca de un mayor aporte de energía, debido al agotamiento continuo. El problema de abrir la barrera intestinal es que además de nutrientes también pasan toxinas y moléculas indeseadas para el organismo, lo cual activara de manera constante al sistema inmune para que luche contra estos agentes patógenos. Esto llevara a una inflamación de bajo grado, es decir una inflamación constante producto de la activación permanente del sistema inmune. (Ya lo explicare mejor en la siguiente nota)

En conclusión el estrés puede ser el origen o la consecuencia del agravamiento de numerosas patologías funcionales y orgánicas. Como siempre digo, nada es monocausal siempre hay un origen MULTICAUSAL de la patologia.

Me gustaría terminar esta nota con una frase:

“Para volver a convertirnos en lo que éramos, seres inteligentes, fuertes,

vigorosos, sanos y de buen humor, debemos volver en parte al origen”

Teniendo en cuenta que como profesional de la salud velo por los intereses de ustedes y de mis pacientes, me siento en la obligación de informarles de este y otros temas, que de otro modo, seguirían ocultos o deformados, o peor aún, presentados como todo lo contrario.

Espero que la hayas disfrutado. Que tengas un bello día, y no te olvides que es mas importante entender que saber !!!!

Por estos y mas motivos no dudes en consultarme soy un Kinesiólogo Certificado en Osteopatía con un formación en PsciconeuroInmunologia. Puedo realizarte un examen global, evaluación exhaustiva y un tratamiento sobre la causa real de lo que te sucede. Pero no te olvides que además siempre puedes enfocar tu tratamiento en un equipo interdisciplinario Holistico, Nutricionísta, Medico, Fisioterapeuta, Kinesiólogo es decir que te vean en globalidad.

Estoy para ayudarte. Podes enviarme un mail a osteopata@leonardooyola.com.ar o comunicarte al 11-5845-8494 (Llamadas, Whatsapp o SMS)
Saludos !

Recomendaciones:
Para completar la informacion adquirida en esta nota puede ver el siguiente video

https://youtu.be/C767gs6X0gw

Referencias:
www.naturafoundation.es
Enteder la Nutrición Celular Activa. Claude Lagarde
La digestion es la cuestión. Giulia Enders
Todo esta en tu digestión. Josh Axe

One comment on “Estrés. ¿El padre de las patologías?

  1. Clarisimo!! Muchas gracias por compartir.

Responder a Paula Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *