Lic. Kinesiología y Fisiatria UBA M.N. 9955 / Certificado en Osteopatía C.O. (EOM)

La PNIc  no se trata sólo de modificar nuestros hábitos alimentarios: qué comer, cómo comer y cuándo comer. Sino que debemos adaptar varios de los hábitos ancestrales a nuestra forma de vida actual y así obtener el máximo beneficio para nuestra salud.

– Ejercicio Físico: debemos movernos más y mejor. Hoy en día llevamos una vida muy sedentaria si la comparamos con los habitantes del paleolítico que caminaban kilómetros a diario en busca de comida y agua. Por eso, debemos hacer deporte, y hacerlo en contacto con la naturaleza siempre que sea posible, ya que es más beneficioso (vitamina D, aire puro…)

– Descanso: debemos re-aprender a dormir. Hoy en día existen muchos problemas relacionados con la falta de descanso o con dormir mal. Debemos adaptar nuestros hábitos para descansar más y mejor, sólo así nuestro cuerpo podrá recuperarse para comenzar un nuevo día con total energía.

- Controlar el estrés: el estrés mantenido en nuestro organismo conlleva un desajuste de la homeostasis (equilibrio interno) y que afecta al correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Debemos limitar en la medida de lo posible estas fuentes de estrés para normalizar nuestro medio interno. Y hoy en dia el mayor estres al que esta sometido el cuerpo es la alimentacion moderna, generando una inflamacion de bajo grado permanente.

s3