Lic. Kinesiología y Fisiatria UBA M.N. 9955 / Certificado en Osteopatía C.O. (EOM)

Dolores Articulares. Una visión integral para la prevención y tratamiento.

Las articulaciones flexibles son de gran importancia para una buena calidad de vida. Ellas nos dan la oportunidad de trabajar, de disfrutar del Dolores Articularesdeporte y de dar expresión física a nuestros sentimientos y emociones. Las principales condiciones para la preservación de ese tipo de libertad es la buena nutrición, el ejercicio adecuado y la suplementación adecuada con micro y macronutrientes.

Las articulaciones forman las uniones entre las diferentes partes del esqueleto y se ocupan de dar firmeza y exibilidad. Cuando no funcionan correctamente, el margen de maniobra de las personas es limitado. Cuanto más grave es la limitación, mayor será el impacto en la calidad de vida

Un enfoque integral puede producir grandes resultados. En el origen, curso y diagnóstico de los problemas de las articulaciones todo el cuerpo juega un papel importante. El dolor articular en muchas ocasiones es producto y consecuencia de un desajuste en todo el cuerpo.

Hay muchos fatores de riesgo que influyen, el estres fisico, la nutricion, la inflamacion de bajo grado o la falta de movimiento.

Factores de estrés físico

Son, en efecto locales. Estos son generalmente causadas por un patrón de movimiento excesivamente repetitivo. El “ fitness” o «runnig», los programas de entrenamiento demasiado rígidos, el mismo movimiento demasiado frecuentemente, son todas causas de lesiones musculares, de LMT (lesiones músculo-tendinosas) y de tendinitis etc

Estrés oxidativo, la inflamación de bajo grado y los problemas de las articulaciones

actividad fisicaTodos están estrechamente relacionados. El estrés oxidativo juega un papel en el envejecimiento celular y la pérdida de funciones relacionada con él. Las más recientes investigaciones científicas confirman que una dieta y un estilo de vida inadecuados producen un importante estrés oxidativo. El organismo sano normalmente produce sustancias que ayudan a contrarrestarlo; pero si a través de nuestra dieta y nuestro estilo de vida (o algún problema de salud preexistente) seguimos alimentando el estrés oxidativo, que ya de por sí tiende a ser cada vez mayor con el paso de los años, nuestra protección natural deja de ser efectiva y cae vencida. http://leonardooyola.com.ar/radicales-libres/

La Inflamación de bajo grado también facilita el estrés oxidativo. Con los problemas de las articulaciones, es importante romper tan pronto como sea posible este espiral negativo. http://leonardooyola.com.ar/que-es-la-inflamacion-de-bajo-grado-como-se-produce/

Vitaminas:

En esencia, el daño oxidativo es causado por una deficiencia nutricional. Cuando el cuerpo recibe suficientes nutrientes buenos, el sistema antioxidante debería funcionar correctamente y prevenir y reparar los daños más graves. Sin embargo, hoy comemos menos y menos verduras, pescados y frutas y especias ricas en antioxidantes. Los vegetales de hojas verdes contienen carotenoides, vitaminas C y E: todos importantes antioxidantes que contribuyen al correcto funcionamiento del sistema antioxidante. La fruta contiene vitamina C, así como también bioflavonoides, que tienen un efecto antioxidante.

Minerales:

Las enzimas antioxidantes necesitan para una buen funcionamiento, en particular, los minerales zinc, manganeso, cobre y selenio. Las ostras y el pescado contienen, entre otros, zinc. El manganeso se encuentra en las nueces, verduras de hoja verde y frutas. Las fuentes más ricas de cobre son el camarón, el chocolate (> 80% de cacao), y las nueces. El selenio se encuentra en los mejillones, las nueces del Brasil. Muchas sustancias que necesita nuestro sistema antioxidante se encuentran en el pescado y los mariscos. Una explicación puede estar ubicada en nuestro desarrollo evolutivo dentro de los ecosistemas de tierra/ agua.

Inflamacion de bajo grado una Inflamación Descarrilada

Cuando el cuerpo no tiene por mucho tiempo todos los nutrientes para detener de nuevo el sistema inmInflamacion bajo gradounológico y restaurar la homeostasis, la inflamación puede descarrilarse. Si ésta se mantiene activa por un largo plazo, se torna en una inflamación de bajo grado y ocasiona una gran cantidad de daño a las células y tejidos. La recuperación no se produce, y las células y otros residuos no se limpian. Investigaciones muestran que la inflamación de bajo grado se encuentra en la base de una serie de enfermedades. Esto está claro en la artritis reumatoide, que es causada por la inflamación, pero también para la osteoartritishttp://leonardooyola.com.ar/que-es-la-inflamacion-de-bajo-grado-como-se-produce/

La nutrición contemporánea es el mayor factor de estrés o de riesgo

Una buena dieta es la mejor prevención de la inflamación de bajo grado y del daño oxidativo. De esta manera se puede hacer una contribución importante para el control de los trastornos relacionados con la inflamación, como la artritis reumatoide, pero también para la prevención de problemas en las articulaciones.

Especialmente los factores de estrés en la dieta tienen un gran impacto en nuestra salud, porque los tomamos varias veces a diario durante toda nuestra vida. A continuación, te dejo una lista general de los alimentos pro-inflamatorios claves que sería mejor evitar, incluso si todavía no tiene problemas en las articulaciones.

Menos cantidad de…

Azúcar: Promueve la liberación de citocinas inflamatorias (Jenkins et al., 2002). Éstas son sustancias mensajeras del sistema inmunológico. En respuesta al azúcar, estas sustancias aumentan la actividad inflamatoria. De esta manera, el consumo excesivo de azúcar es una de las principales causas de la obesidad. Las células de grasa de alrededor de la cintura producen muchas sustancias inflamatorias (hipoxia).

Las grasas trans y las grasas hidrogenadas: El consumo de grasas trans muestra una relación con el aumento de la inflamación sistémica.

Actividad FisicaOmega-6 (ácido linoleico): Cuando la relación de ácidos grasos omega-3/omega-6 se inclina en la dirección de los ácidos grasos omega-6, el sistema inmunitario produce principalmente sustancias que promueven la inflamación y menos sustancias que son capaces de inhibir la inflamación de nuevo. El ácido linoleico se encuentra en la margarina, en los aceites vegetales tales como el aceite de girasol y en la carne.

Los carbohidratos refinados: El pan blanco, el arroz blanco y las papas tienen una alta carga glucémica. Las dietas de alta carga glucémico  aumentan la carga inflamatoria en el sistema.

El gluten y la caseína: Muchas personas son hipersensibles o alérgicas al gluten (proteína del trigo) y a la caseína (proteína del queso). Las alergias e hipersensibilidades aumentan la carga de inflamación en el cuerpo. Otros nutrientes que contribuyen a esto son los productos lácteos, los huevos (más de 8 por día), la carne de cerdo y la carne de res.

El aspartamo: Este conocido sustituto del azúcar no sólo es neurotóxico, también puede provocar una respuesta inmune.

El alcohol: Un exceso de alcohol y de otras sustancias que debiliten el hígado puede provocar in amación indirectamente.

Para muchas personas, la lista anterior es el pan de cada día. Entonces, no es difícil imaginar que nuestra comida actual trae consigo una considerable carga de inflamación y hace presión sobre la salud pública. Comer menos de los alimentos anteriores, es un buen comienzo para la eliminación de los factores de riesgo, de forma tal que pueda recuperarse la homeostasis.

Comer más de…

Cualquiera que sea la dieta que se elija, los siguientes alimentos contribuyen, en cualquier caso, a una buena homeostasis, a una baja carga inflamatoria y a una buena defensa antioxidante.

Pescado: Los ácidos grasos omega-3 EPA y DHA inhiben el ácido araquidónico en las células del sistema inmune, que se convierte de otra forma en sustancias pro-inflamatorias. Además, estos ácidos grasos estimulan la producción de resolvinas, sustancias importantes que están implicadas en el alivio de la inflamación. Las investigaciones muestran que con la administración de EPA y DHA los pacientes reumá- ticos necesitan menos AINE’s (Park, 2013). En cualquier caso, el omega-3 contribuye a un mejor equilibrio entre los ácidos grasos omega-6 y omega-3 en la nutrición. Esta relación es actualmente de alrededor de 20 a 25: 1, mientras que una proporción de 5: 1 o incluso 1: 1 sería lo deseable. Los ácidos grasos omega-3 de fácil absorción son principalmente de origen animal, son por lo tanto, el pescado y otras especies marinas. Incluso las algas, que forman la base de la cadena alimentaria marina, contienen ácidos grasos buenosGrasas Saludables omega-3.

Aceite de oliva: Donde muchos aceites vegetales son sólo una fuente de ácidos grasos omega-6, el aceite de oliva proporciona una buena cantidad del importante omega-9. Debido a que no proporciona omega-6, no contribuye a la carga inflamatoria del cuerpo. Pero, además, contiene una sustancia interesante: oleocantal. Esta sustancia es un anti-inflamatorio.

Palta: Es reductor del colesterol y contiene, al igual que el aceite de oliva, principalmente omega-9.

Cerezas: Las antocianinas en las cerezas, fresas, frambuesas y moras son antiinflamatorios naturales.

Vegetales de hojas verdes: Los vegetales de hoja verde contienen carotenoides, vitaminas C y E: todos los antioxidantes importantes que contribuyen al correcto funcionamiento del sistema antioxidante. Por otra parte, son ricos en calcio, el cual es importante para los huesos, y vitamina D que es importante para la absorción del calcio. Además, la vitamina D juega un papel importante en el sistema inmunológico.

Brócoli: Una investigación muestra que la sustancia sulforafano presente en el brócoli puede retrasar o prevenir la progresión de la osteoartritis (Davidson, 2013). También contiene calcio, el cual es bueno para los huesos.

El té verde: Los polifenoles en el té verde son antiinflamatorios. Bloquea la producción de sustancias que son responsables del daño en las articulaciones en la artritis reumatoide.

Cítricos: La vitamina C de las frutas cítricas ayuda en la prevención de la inflamación en las articulaciones y contribuye al mantenimiento de una función adecuada de las articulaciones.

Nueces: El ácido alfa-linoleico (ALA) en las nueces estimula el sistema inmune de una manera beneficiosa. Las nueces de macadamia son, por otra parte, una fuente de omega-9.

Hongos: Los betaglucanos en los hongos son importantes fibras que sirven como nutrientes para el sistema inmunológico.

La importancia del movimientoMueva más, siéntese menos

La evolucion natural del hombre no ha adaptado al genoma humano para correr maratones o para simplemente levantar pesos muy pesados. La evolución natural sólo se ha asegurado de que podamos sobrevivir y tener éxito como personas muy activas al aire libre.

Asimismo, no estamos hechos para estar sentados por un largo tiempo en una silla. Esto se demuestra por el aumento de riesgos que se corren con una amplia gama de enfermedades cuando regularmente “no se hace nada“: quién permanece sentado la mayoría del tiempo tiene 112%más probabilidades de sufrir de diabetes, un 147% más probabilidades de tener enfermedades cardiovasculares y un 49% más probabilidades de mortalidad en general (McCarthy, 2012). Las personas que permanecen sentadas con frecuencia, son mucho más propensas a tener colesterol alto, dolor en la parte baja de la espalda, cáncer y mala circulación. El problema es que el movimiento corporal sólo no es suficiente para compensar esto. Los muy largos días de trabajo, estando (> 10 horas) sentados, pueden incluso anular completamente los efectos saludables del ejercicio.

El entorno de trabajo de hoy día en la oficina se caracteriza por una gran comodidad física. Puesto que cada especie animal tiene la tendencia innata de no desperdiciar energía innecesariamente, es de esperar que, una vez que alguien está sentado y no tiene ningún motivo para levantarse, entonces no va a hacerlo por su propia cuenta. Con el fin de hacer frente a la “enfermedad por estar sentados“, por lo tanto, es importante adaptar el entorno de trabajo a nuestras necesidades evolutivas. Los ajustes incluyen el trabajar estando de pie, por cada media hora de estar sentados hacer pausas de pie, hacer ejercicios de movimientos detrás del escritorio y hacer reuniones caminando.

Se recomienda elegir un patrón de movimiento que se ve más o menos así:

1. Ejercicio intensivo de corta duración, seguido de un descanso (ejercicio intermitente)

2. Caminar en la medida de lo posible

3. Levantar pesas regularmente

4. Más, más rápido y más duro no siempre es mejor

5. Preferiblemente estar al aire libre, en un entorno social 6. Sentarse tan poco tiempo como sea posible

En el campo del movimiento, ésta es la mejor prevención contra los trastornos de las articulaciones.

Conclusión

Las articulaciones flexibles son de gran importancia para una buena calidad de vida. Los principales requisitos para su preservación son una dieta adecuada, el ejercicio adecuado y una suplementación adecuada con micro y macronutrientes.

Incluso cuando ya se han presentado los problemas, es importante concentrarnos primero en la comida: ¿cómo podemos alimentar nuestro cuerpo de la mejor manera posible para que pueda hacer bien su trabajo? Pero también, ¿cómo podemos movernos mejor y cómo podemos hacer para sentarnos menos? Criterios de la paleoantropología en el campo de la alimentación primitiva y del movimiento nos ayudan a mantenernos en la dirección correcta.

Pero también son esenciales las ideas de la medicina natural y ciencias integradoras, tales como la biología de sistemas, la biología evolutiva y la Osteopatía y la Psciconeuroinmunologia (PNI) clínica.

Me gustaría terminar esta nota con una frase:

“Para volver a convertirnos en lo que éramos, seres inteligentes, fuertes,

vigorosos, sanos y de buen humor, debemos volver en parte al origen”

Teniendo en cuenta que como profesional de la salud velo por los intereses de ustedes y de mis pacientes, me siento en la obligación de informarles de este y otros temas, que de otro modo, seguirían ocultos o deformados, o peor aún, presentados como todo lo contrario.

Espero que la hayas disfrutado. Que tengas un bello día, y no te olvides que es mas importante entender que saber !!!!

Por estos y mas motivos no dudes en consultarme soy un Kinesiólogo Certificado en Osteopatía con un formación en PsciconeuroInmunologia. Puedo realizarte un examen global, evaluación exhaustiva y un tratamiento sobre la causa real de lo que te sucede. Pero no te olvides que además siempre puedes enfocar tu tratamiento en un equipo interdisciplinario Holistico, Nutricionísta, Medico, Fisioterapeuta, Kinesiólogo es decir que te vean en globalidad.

Estoy para ayudarte. Podes enviarme un mail a osteopata@leonardooyola.com.ar o comunicarte al 11-5845-8494 (Llamadas, Whatsapp o SMS)
Saludos !

Referencias:

Whitepaper Gewrichten de Natura Foundation
www.naturafoundation.es

One comment on “Dolores Articulares. Una visión integral para la prevención y tratamiento.

  1. Que buenos datos!!!!… muy bueno!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *